sábado, 11 de septiembre de 2010

YAMANDU CARDOZO, EL UTILERO DE LA CLARINADA



Después de una actuación en el teatro de verano, el “Canario” prepara una de sus legendarias busecas para escuchar los comentarios de la radio en el Club Tabaré. Debido a que La Clarinada tenia una cantidad desmedida de utilería y escenografia para su actuación, Yamandù y Matìas se pasan varias horas, el regresar al club, entrando y ordenando andamios, cartones, gorros y otros trastos. Abajo los utileros cargaban; arriba en la cantina los comentarios sobre La Clarinada (que iban pasando de no tan buenos a francamente malos) alargaban las caras y despoblaban las mesas. Al terminar su trabajo y subir, Yamandù y Matìas se encontraron con una cantina ya sin cena y ya sin murga, de pisos trapeados, ollas vacías y sillas durmiendo como duermen las sillas, patas al cielo, apoyadas sobre el lomo callado de las mesas.
Mientras deliberan que buscar para comer y donde, se acerca el “Canario” y les arrima dos platos increíbles de buseca caliente que había guardado especialmente para ellos.
Con vino y buseca, el “Gardel” de las murgas homenajea a dos utileros, dos hormigas anónimas de Momo, como a dos comensales de lujo.


Extraído de AGARRATE CATALINA El Libro ( De Valeria Tanco y Yamandù Cardozo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario