sábado, 3 de enero de 2009

AGARRATE CATALINA REPERTORIO 2008



AGARRATE CATALINA 2008

Saludo

Reyes desterrados

Siluetas de otros tiempos

Mendigos de este siglo brutal

Suben el telón

Traigo mi mapa borrado

Brújulas dándome el sur

Y un calendario que deshojó

Cada día

Que se me perdió

Fotos de un mundo olvidado

Hechas cenizas ayer

El capitán de lo que se fue

Tripulando cáscaras de nuez

Soy testigo de que fui

Testigo que viví

Un tiempo

En el que estuve vivo (y que fui)

Rey de un reino que perdí

El día en que nací

En una casa de pensión

Viajan conmigo los trenes

Sin rieles de aquella niñez

Mil aeroplanos que tienen

Un campo descalzo a sus pies

Soles y truenos de azufre

De tierra mojada y jazmín

Lunas de mayos y octubres

Sangrando bandera y fusil

La ciudad

Alejándose en los barcos a vapor

Un zaguán

Un manojo de geranios y tu voz

Alza vuelo

En el pañuelo del andén

Traigo en las maletas

Madreselvas y violetas

Rezongones bandoneones de papel

Vengo de otro tiempo

Barriletes en el viento

Zeppelines en el cielo del ayer

Un baúl

Con la sombra derrotada de un disfraz

Un reloj

Con las horas que me alcanzan para dar

Contra el tiempo, la penúltima función.


subir

Retirada

Este es el comienzo de mi viaje

Es el final de mi camino

No llevo prisa ni equipaje

Solo cenizas en el mar

De este remendado corazón

Para viajar

Navegar siempre navegar

Sobre el cielo azul

Tan fugaz todo es tan fugaz

Vieja juventud

Será mi piel el viento sur

Mi nombre, será tierra y nada más

Mi sangre sol, tu llanto luz

Semillas de la ingenua eternidad

Cuando las campanas de la vieja catedral

Hablen de las huellas de mi eterna soledad

Todo habrá sido sólo un instante

De fulgurante y triste oropel

Si el dolor se adueña del momento de partir

Llevo contraseñas escondites para mí

Donde gritarle a la muerte ciega

Todas las cosas que yo le robé

Guardo para soltarle y empañarle

La victoria

Balas atropelladas

Un minuto de memoria

Todas mis madrugadas

Nueve lunas, mil botellas

Una muchacha pobre

Que un día fue mi doncella

El patio de mi infancia

Mi ventana, todo el cielo

Las manos de mi padre

Protegiéndome del mundo entero

Solo esperando mi tren

Me arrancan de mi camino

Mi sombra quemándose

Gota por gota

Pálida

Única

El miedo de la nada

La esperanza de un sendero

La sangre de mi sangre

Despidiéndome del mundo entero

Amigos con el alma buena y el abrazo cálido

Amores de miradas limpias y de sueños ávidos

Millones de carcajadas empapadas de alcohol

Canciones a quemarropa derrotando al dolor

Segundos de felicidad y tres o cuatro lágrimas

Sobrevivientes, náufragos, inquilinos

Somos la sombra heroica de lo que fuimos

Fuimos peleando tercos como pudimos

Esta batalla inútil contra el destino

Llevo un juramento sin jurar

Llevo una oración sin terminar

El dolor de no ser nada más

Y mi testamento sin firmar

Nada tuve, nada dejé

Mi pobreza ya me la gasté

Si hoy tengo una flor en el ojal

Es para dejarla en el final

Si he de morir

Que me muera de tanto vivir

Con la furia de la tempestad

Incendiándome el alma

Al partir

Si he de partir

Que me parta la vida

Un amor

Y transforme mis huesos en flor

En algún carnaval

Y todo lo que fui

Lo dejo en el adiós

Viviendo en el lugar

De lo que soy

Y lo que quise ser

Detrás de este telón

Apenas fue

Una efímera ilusión

Ya se encienden las luces del final

Agradezco porque llegué hasta acá

Escapando a la muerte en un camión

En un camión que se va

Un camión

Que se va

La función

El final

Viaje que comienza

Viaje que termina

En este tablado de la humanidad

Se termina el viaje

De la Catalina

Y otro está por comenzar

No hay comentarios:

Publicar un comentario